CoverIntroducciónAntes de empezar1. La descripción1.1. El texto descriptivo1.1a. Ejemplos de textos descriptivos1.1.b. Elaboración de un texto descriptivo1.1.c. Vocabulario: los cinco sentidos1.1.d. Vocabulario: personas, espacios y objetos1.1.e. Actividad: un caligrama1.1.f. Actividad:Trafalgar1.2. Usos de ser y estar1.3. Los adjetivos descriptivos1.3.a. Construcciones adjetivas y la derivación1.4. Las preposiciones1.4.a. Por y para1.5. Los pronombres relativos2. La narración2.1. El texto narrativo2.1a. El texto narrativo cotidiano2.1b. Actividad: anécdotas2.1c. Actividad: un cuento corto2.1d. El texto narrativo de las noticias2.1e. Actividad: lectura de un artículo de prensa2.2. El pretérito2.3. El imperfecto2.4. El pretérito versus el imperfecto2.5. Los tiempos compuestos2.6. La voz pasiva3. El texto expositivo y el guion3.1. El texto expositivo3.1a. Elaboración de un texto expositivo3.1b. Vocabulario: texto expositivo3.1c. Actividad: la emancipación juvenil3.2. El guion3.2a. Actividad: el guion3.3. El gerundio y el infinitivo3.4. El participio3.5. El futuro y el condicional3.6. Los usos comunes de "se"4. El ensayo académico4.1. El texto argumentativo4.1a. El ensayo académico4.1b. Actividad: ensayo académico4.2. El presente simple del subjuntivo4.3. El pretérito imperfecto del subjuntivo4.4. El subjuntivo en cláusulas nominales4.5. El subjuntivo en cláusulas adjetivas4.6. El subjuntivo en cláusulas adverbiales4.7. Cláusulas con si
1.1.d

Vocabulario: personas, espacios y objetos

"'Cap. V Donde se prosigue la narración de la desgracia de nuestro caballero'" por Biblioteca Rector Machado y Nuñez tiene licencia CC PDM 1.0

Descripción de personajes

En una narración, normalmente los personajes vienen descritos de forma muy breve; descubrimos cómo son a través de lo que hacen y lo que dicen.

En un texto descriptivo, en cambio, al describir personas, o también los personajes de una novela, debemos tener en cuenta tanto su aspecto físico como su personalidad, y, en relación con esta última, la relación con su familia y los demás y sus gustos y aficiones.

Recordarás que, en un apartado anterior, mencionábamos varios tipos de descripción de personas o personajes:

Para realizar cada una de ellas se presenta un listado de adjetivos que pueden serte útiles. Primero vamos a ver las palabras relacionadas con el físico, para luego ver las referentes a la personalidad.

Físico

"Retrato" por Buldoceres tiene licencia CC BY 2.0

Personalidad

"Polaroids de locura ordinaria" por RubioBuitrago tiene licencia CC BY-NC 2.0

Carácter: aburrido, afable, agresivo, alegre, amable, antipático, apasionado, arrogante, atento, atolondrado, atrevido, bárbaro, bobo, bruto, burlón, campechano, caradura, cazurro, chiflado, chulo, cobarde, confiado, contestatario, contestón, cotilla, creído, culto, débil, decidido, desordenado, despierto, desvergonzado, dinámico, divertido, dócil, educado, entremetido, entusiasta, estúpido, exigente, extravagante, extrovertido, fanático, fanfarrón, feliz, fiel, generoso, grosero, gruñón, hermético, honesto, honrado, humilde, huraño, idiota, iluso, imbécil, indiscreto, inexpresivo, ingenioso, inseguro, insolente, insoportable, inteligente, introvertido, leal, lelo, listo, llorón, majadero, malhumorado, malicioso, malo, malvado, melancólico, memo, mentiroso, meticuloso, metomentodo, miedoso, nervioso, noble, optimista, orgulloso, original, pacífico, perezoso, presumido, prudente, raro, rebelde, reservado, risueño, sabiondo, sagaz, salvaje, sensato, sencillo, sensible, sereno, serio, simpático, sincero, soberbio, sociable, soez, solitario, soñador, soso, tacaño, taciturno, terco, tímido, tozudo, torpe, trabajador, traicionero, triste, vago, valiente, violento, voluntarioso, zascandil, zopenco.

 

Descripción de espacios

En la descripción de lugares lo primero que hemos de distinguir es si se refiere a un espacio interno (una casa, por ejemplo) o externo (una ciudad, una plaza de la ciudad, un paisaje). En la descripción de paisajes tenemos que tener en cuenta los diversos elementos de la naturaleza: el mar, los ríos, los montes, los prados, el cielo, etc.

Por otro lado, en los textos en que se describen lugares es necesario localizar las cosas; las siguientes palabras o expresiones pueden serte útiles: a, a la derecha, a la izquierda, a la orilla de, a lo lejos, abajo, acá, al borde de, al fondo, al pie de, allá, allí, alrededor de, aquí, arriba, cerca de, de cara a, de espaldas a, debajo, delante, dentro, desde, detrás, donde, en, encima de, en el centro, en el horizonte, en medio, en primer plano, enfrente de, entre, frente a, fuera, hacia, hasta, junto a, lejos de, por.

"4071-Cudillero (Asturias)" por jl.cernadas tiene licencia CC BY 2.0

Al redactar la descripción de un espacio exterior, tal vez lo más adecuado sea hablar primero de la extensión y localización, presentar luego aspectos generales, para finalmente detallar de forma más prescisa algunos elementos. Recuerda que debes imaginar, o ver las cosas con los cinco sentidos, y que es importante transmitir la emoción o sensación que te produce ese lugar.

Las descripciones pueden aparecer en poesía. En el fragmento siguiente, se describe un lugar agradable.

"Arroyo de montaña" por Deniel T tiene licencia CC BY-NC-SA 2.0

Corrientes aguas puras, cristalinas,
árboles que os estáis mirando en ellas,
verde prado de fresca sombra lleno,
aves que aquí sembráis vuestras querellas,
hiedra que por los árboles caminas,
torciendo el paso por su verde seno [...]
(Garcilaso de la Vega, Égloga I)

Observa la abundancia de adjetivos: corrientes, puras, cristalinas, verde, fresca, lleno.  La palabra "verde" se repite dos veces. Este fragmento es del Renacimiento (siglo XVI), y en esta corriente literaria se da importancia al paisaje. 

En cuanto a los recursos literarios, verás una enumeración (porque se citan varios elementos del paisaje: aguas, árboles, prados; junto con sus adjetivos); una aliteración (porque se repite el sonido /r/ en el tercer verso; también se repiten las vocales); y lo más importante: una personificación (porque el que está hablando lo hace dirigiéndose a los elementos de la naturaleza: se advierte en el determinante posesivo "vuestras").

 

Como ves, un breve fragmento da mucho juego a la hora de estudiar sus recursos lingüísticos y literarios.

"Mediodía, Plaza Murillo, La Paz, Bolivia" por Dimitry B tiene licencia CC BY 2.0

Cuando describimos un espacio público, un lugar con gente, por ejemplo, una plaza, podemos empezar con una descripción general y pasar luego a decir algo de las personas que nos llamen la atención: gente que cruza una calle, padres o madres que llevan un carrito de bebé, vendedores callejeros, etc. Para hacer más rica la descripción, se señalan detalles concretos, que permitirán al lector imaginarse mejor el lugar.

 

En cuanto a la descripción cinematográfica, la denominamos así por su dinamismo, por la presencia de elementos en movimiento. Se acerca al texto narrativo, dado que hay acciones: el ejemplo anterior de una plaza, con gente moviéndose o paseando por ella, es una descripción del contexto en el que podrían aparecer los personajes protagonistas de una novela. Aquí tienes un ejemplo:

El Corral de la Fandanga registraba un lleno hasta la bandera: en la penumbra de la sala Lorencito advirtió que el público estaba compuesto en su inmensa mayoría por japoneses. Abundaban las monteras taurinas, los sombreros de ala ancha y las cámaras de video y de fotografía, y los taconeos de la bailaora que en ese momento se retorcía sobre el escenario eran saludados con palmas arrítmicas y vibrantes olés.

- (Antonio Muñoz Molina, Los misterios de Madrid)

"Casa San Juan (Mérida)" por coleman and caroline tiene licencia CC BY-NC-ND 2.0

Si queremos describir un espacio interior, como una habitación, ten en cuenta estas expresiones que indican situación: al fondo, a mano derecha/izquierda, en la pared, en medio, en el suelo, en el techo...etc. Puedes hablar de las cosas que hay en ella; de la luz que recibe y su reflejo; si es grande y espaciosa, o pequeña, pero acogedora; de la decoración, etc.

Por último, si se trata de una casa, es importante indicar tanto el espacio exterior como interior: dónde está situada, cómo es su fachada, cómo son sus paredes, sus ventanas, sus balcones, la puerta principal; los jardines, si los hay; la calle; su altura. Eso en cuanto al exterior. En cuanto al interior: su distribución, la entrada o recibidor, el salón, los pasillos, la cocina, etc.

 

Descripción de objetos

Las descripciones, como recordarás, pueden ser objetivas o subjetivas. Si es objetiva tendremos que limitarnos a detallar lo que vemos sin entrar en valoraciones personales. En cambio, en una descripción subjetiva siempre habrá algún tipo de valoración; explicaremos si nos gusta o no, a qué nos recuerda, etc.

Un recurso muy frecuente en la descripción de objetos es la comparación (hablamos entonces de un "símil"). A la hora de comparar un objeto, hay que plantearse lo que tiene de parecido y lo que tiene de diferente en relación con otros objetos y conviene presentar primero las semejanzas y luego las diferencias, o al revés, pero sin mezclarlas.

Describir un objeto puede ser fundamental dentro de una narración. Es como cuando en una película la cámara se centra en una cosa, y se acerca. De esta forma, el espectador, y en el caso de la escritura el lector, se fija en ese objeto.

En la descripción de objetos hemos de tener en cuenta:

"Objetos" por Bastian Klak tiene licencia CC BY-NC-SA 2.0


Adaptada de: 

Guillermo Diamante Colado y Laura Morales López, Análisis y comprensión de textos, CC BY-NC-SA. 


Licencia Creative Commons Excepto cuando se especifiquen otros términos, este Manual de gramática y composición se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.